Algo sobre mí…

sobre mi-01-01-01Comencé mi andadura en solitario hace ya unos años, cuando dejé un montón de compañeros y amigos en mi antiguo trabajo. Era inevitable… tenía que pasar… y, por suerte, sucedió; porque de otro modo no estaría aquí contando mis andanzas.

Por las mañanas me siento en mi estudio, con los rayos de sol entrando tímidamente por mi ventana y el sonido de una ciudad que se pone  lentamente en movimiento.

Mi perro Bongo me hace compañía durante todo el día, durmiendo la mayor parte del tiempo, e ignorándome cuando le pregunto, de manera retórica, qué tono de azul le irá mejor a esa imagen; y recordándome, como un reloj suizo, que ha llegado la hora de comer.

Otros días me veo obligada a dejar la serenidad de mi estudio y salir para a tomar café con unos clientes, y cerrar proyectos, o visitar a unos proveedores. Cada día, algo diferente.

Disfrutar de mi familia, de mi casa, de mi trabajo y, en definitiva, de mi vida, es algo que me hace sentirme muy afortunada.”

Después de unos años de continuos cambios decidí que era el momento de caminar sobre mis propios zapatos. Y aquí me encuentro, sentándome ante ti con un café en mano y una taza vacía en la otra, esperando a que me digas si lo quieres solo o prefieres uno descafeinado.