Lámpara Tiffany

detail dragonfly

Luces de ensueño

Se trata de una lámpara de mesa, que consta principalmente de dos partes, una la base y una pantalla o sombra de luz. Fue construida en 1906, en los talleres de Tiffany Studios bajo la estricta supervisión de Louis Comfort Tiffany, y diseñada por Clara Discroll.

Enmarcados en la Revolución Industrial y bajo la influencia sociocultural europea del Art Nouveau, Louis C. Tiffany, quiso dar un valor estético aplicado a los objetos de uso cotidiano. El diseño de la lámpara responde a los principios de la estética de un Art Nouveau, en el que se integraban formas curvas armónicas con figuras femeninas y se alimentaban de motivos naturales. En el caso de está lámpara predomina este último motivo natural de follaje y libélulas, así como una base en forma de tronco o un grueso tallo de planta.

En esta nueva época, en la que se estaban experimentando con los nuevos materiales (como cristal y hierro entre otros), Louis C. Tiffany dio un paso más en su afán por desarrollar un diseño en objetos de uso habitual, y aunque en sus primeros trabajos fueron con lámparas de aceite. Tiffany integró la bombilla eléctrica de Edison a las lámparas realizadas en los neyorquinos Tiffany Studios,

La base tiene forma de tallo o tronco que se ensancha en su parte superior y está realizada principalmente en bronce y azulejo. Desde la peana hasta el ensanche
van subiendo unas figuras a modo de estrías, que están dibujadas con mosaicos; estas piezas pequeñas de mosaico tienen una degradación de color que parte desde el verde y finaliza en amarillo, proporcionando al tronco una sensación de volumen en las estrías.

En la parte superior de la base, encontramos una figura que puede asemejarse por sus formas rectangulares y esquinas redondeadas, al caparazón de una tortuga; de, ahí viene el nombre de “backturtle base”. En esta fase de la peana, encontramos también unas incrustaciones de cerámica con tonalidades verdes, que armonizan perfectamente con los colores de las estrías, y los de la pantalla.

La pantalla, de poco más de un metro de diámetro, está configurada a base de cristales de colores verdes y amarillos encastrados con aleaciones metálicas; en su parte superior predominan los colores oscuros y en la parte inferior los cristales se tornan amarillos, imitando en sus formas a un espeso follaje. La parte inferior de la pantalla está cerrada con repeticiones de libélulas, también de color verde y unas halas con piezas de cristal muy pequeñas y de color pardo. La lámpara está coronada por un capuchón de bronce que sostiene toda la falda de cristal. Esta lámpara, difumina la luz, en estado de encendido, dibujando sombras o luces de colores verdes.

DRAGONFLY2Este diseño de lámpara es una combinación única (base + pantalla), pero que por separado podemos encontrar en otros modelos fabricados en conjunción con otras peanas o pantallas. Varían los colores de cristales o mosaicos, pero, aunque los patrones son los mismos, las lámparas se convierten en únicas, por su laboriosa realización a mano.

Esta lámpara, actualmente luce expuesta en el Instituto de Arte de Chicago y es una pieza espectacular que represesnta la excelente labor artesanal/industrial que se realizó en los talleres de Tiffany Studio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *